Tema 1 ¿Qué es colaborar con otros en equipos y redes?

Colaborar con otros en equipos y redes consiste en organizar, llevar a cabo y evaluar acciones de colaboración con socios o equipos de forma abierta y en condiciones mutuamente acordadas, demostrando al mismo tiempo respeto por las capacidades, experiencias y contribuciones de los demás. Las siguientes nociones esenciales han sido reconocidas como autónomas:

  • Establecer una red profesional y crear vínculos con otras personas: La creación de redes es la capacidad de intercambiar ideas e información con organizaciones y personas que tienen intereses comunes con el fin de establecer relaciones a largo plazo en beneficio mutuo. Aunque las redes sociales y profesionales en línea -como LinkedIn, Facebook, Instagram, etc. – son importantes, la creación de redes va más allá e implica un proceso bidireccional de intercambio de conocimientos.
  • Para formar vínculos sólidos en la red, hay que entablar encuentros humanos, preferiblemente en persona, al menos una vez. Por eso es importante participar en conferencias, eventos y seminarios, ya que todos ellos son oportunidades para desarrollar contactos personales que pueden continuar a través de la tecnología. Además, la creación de redes con el propósito de crear conexiones no suele dar resultados. Como ocurre con muchas cosas, es beneficioso tener una Visión o Propósito al establecer tu Red. Esto le permitirá centrarse y, lo que es más importante, ser auténtico.
  • Compartir conocimientos e información: Los conocimientos y habilidades de los empleados son el activo más valioso de una empresa. Con frecuencia, los individuos aplican su experiencia y conocimientos a sus tareas y se los guardan para sí mismos, impidiendo el éxito de la empresa. Compartir información tiene varias ventajas: permite desarrollarse, mantener la motivación, obtener reconocimiento, producir nuevas ideas e infunde un sentimiento de propósito en toda la organización, entre otras.
  • Colaborar en equipo: El trabajo en equipo es la actividad colaborativa de individuos que trabajan eficientemente hacia un objetivo común. La fuerza de un equipo se basa en el apoyo mutuo, la comunicación eficaz, la autosuficiencia, la autonomía, las responsabilidades definidas, el liderazgo definido y los recursos necesarios para lograr el objetivo compartido. Para colaborar con éxito en un equipo, una persona debe tener una mentalidad abierta, ser buen comunicador, organizado, construir un pensamiento a largo plazo, adaptable y ser capaz de debatir con sensatez.